Culminan su gira europea en España con parada en La Riviera madrileña

Beneath the Eyrie (2019) reivindica el pasado de una de las bandas más icónicas del underground estadounidense de finales de los 80: Pixies. La presentación de su séptimo disco, segundo álbum con su actual formación — Black Francis a las voces, Joey Santiago a las guitarras, David Lovering a la batería y Paz Lenchantin al bajo — les llevará a recorrer más de 50 ciudades de cuatro continentes en una gira con sold out en las taquillas de la mayor parte de sus destinos hasta, de momento, el próximo mes de julio que volverán a visitar Madrid para actuar en el Festival Mad Cool.

España fue el país elegido para rematar su gira europea con tres paradas: Barcelona, Madrid y A Coruña, donde arrasaron en ventas de localidades. Procedentes del Sant Jordi Club a su paso por la sala madrileña La Riviera, con las entradas agotadas desde hace meses, consiguieron reunir a cerca de 2400 asistentes. Aquellos privilegiados, dadas las circunstancias, que lograron disfrutar de su música influenciada por el post-punk y el surf rock, desde la creación del grupo en la ciudad de Boston en 1986.

Siguiendo la estela de los teloneros, Blood Red Shoes, el cuarteto saltó al escenario de La Riviera fiel a su singular estilo para repasar toda su discografía. Esta vez Black Francis obvió las gafas de sol pero continuó entornando los ojos, como suele ser su costumbre, para ofrecer un viaje de música en directo de algo más de dos horas con un setlist formado por más de 40 canciones improvisadas en cuanto a su ordenación. Desfilaron desde sus grandes clásicos, por citar Monkey Gone to Heaven, Where is My Mind, Caribou, Wave of Mutilation y, especialmente, Hey, a la mayor parte de los 12 cortes que contienen su nuevo álbum. Como era de esperar, y suele ocurrir en las presentaciones en directo, los tocaron casi todos. Algunos de ellos, la surfera St. Nazaire o la evocación dinámica a la música de los ochenta plasmada en In the Arms of Mrs Mark of Cain abrieron el concierto para dar paso a los acordes melódicos penetrantes del pop de Catfish Kate o Long Rider, uno de los mejores temas de su nuevo disco, sin dejar de retomar el sonido pixies con el rock indie de la punzante On Graveyard Hill. Esa influencia unique, para no olvidar, que inspiró a numerosos artistas y bandas legendarias: Kurt Cobain en Nirvana, Pearl Jam y Foo Fighters incluidos. Tan solo el traspié con el tema Debaser, canción que pararon al minuto, dejó algunos momentos de perplejidad en los asistentes, compensada más tarde con cortes como Gigantic o Silver Bullet, que cerraron el concierto.

Read full article: https://wsimag.com/es/espectaculos/58476-pixies-presenta-su-nuevo-album-beneath-the-eyrie